Humaniq: llevando las criptomonedas al sector social

La iniciativa de Humaniq combina criptomonedas y blockchain con otras nuevas tecnologías para crear un impacto social.

1278 Total views
40 Total shares
Humaniq: llevando las criptomonedas al sector social

En tan solo 8 años de vida, Bitcoin, las criptomonedas y la tecnología blockchain ya han causado un impacto lo suficientemente importante como para ser considerado el próximo paso del sector financiero y, más allá, una herramienta que marcará la llegada de la 4ta revolución industrial. Las numerosas ventajas de estas tecnologías ya han generado diversas aplicaciones en diversas áreas industriales y sociales; no obstante, la adopción mayoritaria y el impacto global lucen todavía lejos de llegar.

A pesar de ello, todavía hay resistencia por parte de los estados e instituciones financieras, que retrasan el avance de las tecnologías de las criptomonedas. Y es que, debido a ciertas características como la privacidad, la descentralización y el consenso; existe aún mucho camino por recorrer antes de lograr que estas tecnologías alcancen la adopción mayoritaria.

La iniciativa de Humaniq es una que ha logrado identificar la brecha existente entre los criterios y exigencias de los estados y las propuestas innovadoras que promueven las criptomonedas. Combinando otras tecnologías de mucha utilidad como los dispositivos móviles y los sistemas de identificación biométrica, Humaniq hoy presenta una alternativa que promete no solo revolucionar la banca global, sino también ofrecer servicios de gran impacto que gocen de la simpatía tanto de los estados como de ciudadanos comunes.

Revolucionando la banca

Humaniq reconoce las deficiencias del sistema bancario actual y supuesto las cubre con las poderosas innovaciones de las criptomonedas. Al eliminar intermediarios, reducir el costo de transacciones, fortalecer la seguridad de los datos y aumentar el alcance de las redes; la innovación introducida por Bitcoin ha desnudado todavía más estas carencias de la banca y hoy le exige actualizarse.

Estos nuevos paradigmas financieros han sido identificados por el equipo desarrollador de Humaniq, que basado en la tecnología de las criptomonedas y otras herramientas innovadoras, está construyendo lo que será el primer modelo de lo que será la banca del futuro o, como ellos mismos le llaman: la Banca 4.0.

Alex Fork, hombre al frente de Humaniq, describe a este concepto como el nuevo paso en la evolución de la banca global. Aunque Fork considera que Humaniq no planea competir con el sistema bancario tradicional, sino más bien entregar servicios financieros a la población con objetivos humanitarios, sabe que la innovación que promueve su iniciativa tarde o temprano terminará siendo adoptada por la banca.

Inclusión a los no bancarizados

En los whitepapers publicados por Humaniq, destaca la responsabilidad social que este proyecto posee. Realizando estudios extensos donde se resumen las causas y problemas más importantes que actualmente sufre nuestra humanidad en las áreas económicas y tecnológicas, Humaniq plantea su iniciativa como una alternativa para combatir muchos de estos males proveyendo una plataforma financiera inclusiva, segura y fácil de usar para ciudadanos de cualquier parte del planeta.

La población no bancarizada supera actualmente la cifra de 2.500 millones de personas, ubicándose el grueso de este lote en zonas como África, Latinoamérica, Oriente Medio y Asia. Humaniq planea reducir esta cifra al proveer servicios financieros de calidad que cuenten con la aprobación de los respectivos Estados y Naciones, tengan la seguridad necesaria y por supuesto una gran facilidad de uso para cualquier usuario. Planteando la combinación de aplicaciones móviles, tecnología de criptomonedas y sistemas de identificación biométrica; la misión de este equipo de ofrecer una herramienta financiera de calidad que cubra muchas de las necesidades financieras a nivel global, se convierte en un objetivo muy realizable gracias a las tecnologías de hoy.

"Nuestro público objetivo inicial es la gente en las economías emergentes, y muchos de ellos no tienen correo electrónico. Mediante el uso de la identificación biométrica hacemos que el proceso de registro sea más inclusivo para las personas con baja alfabetización, mientras que también reduce las oportunidades de fraude. Cada persona real sólo será capaz de crear una cuenta, y nadie será capaz de robar su cuenta. Para las empresas, una red llena de gente real es un sueño hecho realidad, por razones que son evidentes"

-Alex Fork

La inclusión de identificación biométrica viene también a combatir otro gran problema global, el cual es la falta de registros de identidad que estén autorizados por gobiernos y estados. De acuerdo a estudios del Banco Mundial publicados el 2016, aproximadamente 1.500 millones de personas están indocumentadas en el planeta. Una cifra alarmante que también se suma al cúmulo de obstáculos que no permiten el acceso a servicios financieros.

Humaniq plantea la utilización de registros de identidad con sistemas biométricos no solo para resolver este problema, sino también para ofrecer a los estados una alternativa donde las criptomonedas puedan ser usadas con total confianza y no ser éstas herramientas con espacio para fines criminales que puedan cubrirse bajo el anonimato.

La ICO de Humaniq, a la vuelta de la esquina

Iniciando el 6 de abril, Humaniq abrirá su ronda de inversión colectiva para que cualquier persona que desee participar en este interesante proyecto de criptomonedas y tecnologías móviles que está enfocado a resolver problemas globales en todo el planeta.

Hasta ahora Humaniq ha lanzado una versión alfa de su aplicación para dispositivos móviles donde se puede apreciar el funcionamiento de esta herramienta que está diseñada para conectar a millones de personas con servicios financieros seguros, eficientes y de bajo costo. La aplicación apunta a utilizar diversos sistemas de identificación de identidad como reconocimiento facial, reconocimiento de voz y de huellas dactilares; además de ser capaz de ofrecer servicios financieros como préstamos, seguros e incluso acceso a un mercado de empleos.

Proyectos como el de Humaniq son algunos de varias iniciativas que están llevan las ventajas de las criptomonedas y la tecnología blockchain a ser aplicadas directamente en los sectores sociales. Combinadas estas herramientas junto a otras nuevas tecnologías, puede ser un impulso muy positivo para este naciente ecosistema y, por supuesto, para muchísimas personas no bancarizadas en todo el mundo.