La filantropía y caridad son más efectivas gracias al Bitcoin y la tecnología Blockchain

La primera organización Bitcoin sin fines de lucro legalmente registrada, BitGive, anunció el lanzamiento de un nuevo programa llamado GiveTrack. Esta innovadora propuesta permitirá a los donantes y el público en general poder seguir en tiempo real el dinero de las donaciones, asegurarse que lleguen a su destino, y validar la forma en la que se gastan.

545 Total views
26 Total shares
La filantropía y caridad son más efectivas gracias al Bitcoin y la tecnología Blockchain

La primera organización Bitcoin sin fines de lucro legalmente registrada, BitGive, anunció el lanzamiento de un nuevo programa llamado GiveTrack. Esta innovadora propuesta permitirá a los donantes y el público en general poder seguir en tiempo real el dinero de las donaciones, asegurarse que lleguen a su destino, y validar la forma en la que se gastan.

Uno de los principales escollos a la hora de donar dinero o recursos para un fin benéfico es la poca transparencia de las instituciones e individuos a la hora de gastar o emplear las donaciones. Por tomar un ejemplo, en la liga de futbol americana (NFL) de los Estados Unidos existe una campaña que se celebra en octubre de cada año sobre el cáncer de seno, la misma tiene como finalidad concientizar sobre la enfermedad y recaudar fondos para la investigación científica para enfrentar este mal. Sin embargo, de los 10 mil millones de dólares en ganancia que genera la liga, sólo $1.1 millón se destina a la American Cancer Society –una caridad que NO destina ningún dinero a la investigación de la enfermedad. –

Tecnología Blockchain al servicio de los desfavorecidos

El programa GiveTrack usa la tecnología de la cadena de bloques para apoyar a las instituciones que son realmente transparentes y eficientes en el uso de las donaciones públicas, además se busca educar a los contribuyentes de estas causas, así como también mejorar la identificación y prevención de actividades fraudulentas que suelen ocurrir en los canales de filantropía tradicionales.

Una de las principales características del modelo público transaccional del Bitcoin es que cada transmisión de fondos queda registrada en el libro de contabilidad (blockchain) de forma pública.

BitGive, la fundación detrás de GiveTrack, trabajará de cerca con The Water Project, una de las organizaciones caritativas que han adoptado el Bitcoin en sus operaciones. Esta caridad apoya los proyectos en pro de la distribución del vital líquido en el sur de Kenya.

Enviar dinero a través de cualquier frontera en pocos minutos, y usar un libro de cuentas inalterable y a prueba de fraudes, son los aliados perfectos en la búsqueda de una solución efectiva no sólo para las remesas, sino para las organizaciones que buscan colaborar con los más desfavorecidos en lugares remotos del planeta.

De resultar exitosa, esta iniciativa podría demostrar una vez más la valía del Bitcoin y la Blockchain en un caso de uso real: combatir la corrupción y falta de transparencia en las organizaciones caritativas.