Hardfork en Bitcoin: cómo enfrentar el pánico

El hardfork en Bitcoin se asoma, el pánico en los inversores también ¿cómo reaccionar?

2291 Vistas totales
77 Número total de compartidos
Hardfork en Bitcoin: cómo enfrentar el pánico

Una de las frases más solicitadas hoy en los buscadores de internet es “bitcoin hardforok date”, al menos para los amantes del mundo de Bitcoin y las criptomonedas. Y con cada vez más apoyo recogido por la alternativa de SegWit2x, pareciera ser inevitable la llegada de una bifurcación.

Por supuesto, ante este escenario la duda deja de ser una simple intriga y en cambio se va volviendo en una pregunta cuya respuesta debe ser encontrada por cada inversor, casi de forma obligatoria. ¿Qué hacer antes, durante y después del hardfork de bitcoin? Sean cuales sean las respuestas de cada quien, una cosa tienen en común: todas se erigen como fórmulas de éxito para enfrentar el pánico que, al parecer, reinaría en los mercados ante tal suceso evento.

Hardfork en Ethereum: la única posible referencia

Si bien ha habido muchas otras bifurcaciones ya en diversas cadenas de bloques de criptomonedas, no cabe duda que la ejecutada en la plataforma de Ethereum ha sido hasta ahora la más controvertida de todas. Este precedente, que no fue bien recibido en un parte importante de la comunidad de las criptomonedas, tiene importantes probabilidades de repetirse en Bitcoin. Por supuesto, todo dependerá del consenso que se logre antes de la bifurcación.

Acuerdo a las fechas establecidas en el mapa de ruta de la alternativa de SegWit2x, el hardfork de Bitcoin, con el cual se aumentaría el tamaño de los bloques a 2MB, llegaría entre octubre y noviembre. Siempre y cuando por supuesto se logre con la cantidad suficiente de apoyo de los mineros y nodos que conforman la red Bitcoin.

Lo positivo de esta posible fecha es, que se cuenta con tiempo suficiente para reunir la mayor cantidad de consenso posible como para evitar que la bifurcación en Bitcoin dé lugar a una cadena de bloques alterna que termine restando algún porcentaje importante de poder a la red principal. Tal como ocurrió en Ethreum, donde su contraparte Ethereum Classic sustrajo aproximadamente 10% de la capitalización, poder de procesamiento, mercado y comunidad de desarrolladores y usuarios de la plataforma original.

Si bien con el tiempo este evento de Ethereum se logró digerir con mucha madurez y hoy en día ambas plataformas buscan rumbos distintos donde ninguna de ellas, hasta ahora, es competencia directa con la otra; la verdad es que los primeros meses fueron bastante pesados. Sin embargo, tomando en cuenta los diferente que es la comunidad, mercado e industria de Bitcoin, este potencial debate pudiese generar fenómenos muy diversos a los ya conocidos en Ethereum. Capaz inimaginables para muchos.

Nada que temer a una bifurcación

Al suceder una bifurcación, en cualquier criptomoneda, la cantidad de monedas que se posee en una cartera no se altera. Sin embargo, si la cadena de bloques “huérfana” consigue acumular cierto poder de procesamiento que logre mantenerla con vida y seguir minando nuevos bloques en paralelo a la cadena de bloques principal, todos los usuarios podrán ir a esta cada de bloques minoritaria y encontrarse con que allí también posee una cartera con la misma cantidad de monedas.

Para ilustrarnos mejor, cuando sucedió la bifurcación en Ethereum, los usuarios no sufrieron alteraciones en el saldo de sus carteras en la cadena de bloques principal, por lo que conservaban los mismos Ethers (ETH) de antes del evento. Sin embargo, como la otra cadena de bloques se mantuvo viva gracias a que muchos mineros decidieron sumar su poder de procesamiento a ella, todos los usuarios se encontraron con que también poseían Ethers en esta nueva cadena de bloques, la que terminaría llamándose Etehreum Classic.

Así, en Bitcoin pudiese suceder lo mismo mientras que la cadena huérfana se mantenga con vida. Pero lo más importante es saber que la cantidad de monedas no será alterada en nuestras carteras, aunque por supuesto, esto no significa que sí se llegue a alterar el valor de estas en el mercado.

Para los nuevos inversores, el pánico es por supuesto uno de los peores enemigos en los mercados, pero para aquellos experimentados pudiese ser su mejor aliado. Esto debido a que muchos seguramente decidirán vender sus bitcoins antes de la bifurcación evitando perder valor en su capital, siendo esta una oportunidad para que luego los compradores lleguen a aumentar la cantidad de bitcoins en sus carteras comprando a precios mucho más bajos.

La experiencia que nos ha dejado el caso de Ethereum ha sido clara: ambas cadenas de bloques, tanto ETH como ETC, se revalorizado muchísimo al aumentar hasta 66 y 40 veces aproximadamente desde el momento de la bifurcación. Entonces… ¿qué podemos hacer en el caso de Bitcoin? La respuesta es clara: ser paciente es la clave.