Facebook amenaza a la banca española ¿Y Bitcoin?

La autorización a Facebook de operar en España con sus servicios financieros supone una amenaza para la banca española. En todo esto, hay mucho espacio para Bitcoin.

705 Total views
23 Total shares
Facebook amenaza a la banca española ¿Y Bitcoin?

El gigante de las redes sociales ha iniciado el año con una autorización del Banco Central de Irlanda que le permite operar como entidad financiera en dicho país. No obstante, por ser esta resolución aprobada en suelo europeo, la notificación debe ser extendida a todos países de la Unión Europea; con lo cual España también es uno de los países en los que Facebook puede prestar sus servicios de envío, recepción y almacenamiento de dinero a través de su plataforma.

Específicamente con la aplicación de Facebook Messenger, la red social de Mark Zuckerberg podrá prestar este servicio a los ciudadanos españoles que deseen enviar dinero a sus contactos al alcance de un par clics desde su teléfono móvil, tableta u ordenador. El servicio, ya disponible en los Estados Unidos, supone una amenaza para el gran conglomerado de la banca española en la actualidad.

Debido al enorme alcance de Facebook a escala global -se espera que la red alcance los dos mil millones de usuarios este 2017- que ofezca servicios financieros no es solo amenza para la banca española (una de las principales industrias del país), sino para todo el ecosistema financiero global. Además, la red social no solo es la más popular del planeta, sino que también ha sumado a otro par de las aplicaciones más usadas en la actualidad: WhatsApp e Instagram. Con lo cual el poderío financiero de Facebook podría expandirse de gigantezca en un pestañeo al integrarlos a estas dos plataformas.

Pero no es solo el gran alcance que posee Facebook actualmente en la actualidad, sino la facilidad con la que los usuarios nos relacionamos con sus servicios; logrando una de las conexiones usuario-interfaz más efectivas de la historia. Éste aspecto, sin duda es otra gran ventaja ate la banca españolay global, puesto que las instituciones financieras cada día se quedan más cortas ante el avance de la tecnología y pocas han logrado dar pasos realmente efectivos hacia una mayor integración de servicios digitales que sean amigables y fáciles de usar para los usuarios.

Facebook, Bitcoin y la revolución de la banca

Esta nueva propuesta de Facebook por supuesto que no nace de la noche a la mañana, ya muchos bancos han establecido sus servicios con facilidad en internet y diversas platafromas de pago digitales han surgido en este milenio hasta lograr convertirse en iconos de las finanzas cotidianas. Aun así, no podemos desestimar el impacto que Bitcoin ha generado en este ecosistema al acelerar la manera en que son realizados los pagos y son realizados los envíos de dinero en gran parte del mundo.

La facilidad de Bitcoin de poder transferir un valor digital a través de un ordenador o teléfono inteligente ha retado directamente a la banca global y de forma indirecta ha invitado a numerosos empresarios a innovar con servicios financieros que faciliten estas operaciones aún más. El denominado sector Fintech, ha sido uno de los que más se ha beneficiado de estas nuevas y disruptovas herramientas que la creación de Satoshi Nakamoto ha colocado en la palestra; al ser Facebook una mega plataforma que acumula una inmensa cantidad de usuarios, las señales estaban prácticamente encedidas en este campo y Zuckerberg no ha tardado en identificarlas.

Según un informe del Instituto de Estudios Bursátiles realizado en el 2015, los verdaderos enemigos de la banca española son nada más que empresas como Apple, Google, Facebook y PayPal. A excepción de la última, todas éstas operan fuera del sector financiero; pero gracias a la inmensa cantidad de usuarios que reúnen y al creciente uso de las aplicaciones móviles en internet para la realización de pagos y remesas, no cabe duda que el cambio de paradigmas hacia los servicios bancarios está llegando de la mano de estos gigantes del Internet.

Por su parte, Bitcoin se erige cada vez más como una alternativa confiable que suma adeptos y números diarios de transacciones en todas partes del mundo. Aplicaciones como la de la empresa Circle hace que Bitcoin resalte precisamente más como tecnología de pagos que como reserva de valor, haciendo de esta herramienta una de las innovadoras y eficientes en la actualidad para el envío de dinero y otras operaciones. Y es que precisamente esta empresa ha identificado uno de las necesidades de la humanidad actualmente: servicios financieros fáciles de usar, rápidos, seguros y sobre todo baratos; características que de forma clara la tecnología de Bitcoin ofrece en la actualidad.

Las ventajas de Bitcoin que utiliza Circle, ya han sido incluidas en la aplicación de mensajería de Apple en la nueva versión de su aplicación iMessage. Si bien Facebook no utiliza Bitcoin para realizar sus operaciones, no podemos descartar tal posibilidad debido a la creciente popularidad de las criptomonedas y las ya mencionadas ventajas que éstas poseen antes los sistemas de pago actuales.

Centralización y consenso distribuido

Claramente, Facebook es un servicio centralizado que hoy en día recoge enorme cantidad de datos de sus usuarios y la utiliza para generar valor. Bitcoin como tecnología descentralizada no solo es un reto directo a la banca global, sino también a muchísimos modelos de negocios centralizados que toman gran parte del valor que los usuarios producen y lo venden a diversas corporaciones y empresas publicitarias. Con lo cual Bitcoin también amenaza a estos esquemas centralizados al dar la oportunidad a los usuarios de poder transferir valor directamente entre ellos sin tener que contar con un servicio intermedio.

Si hoy en vez de dar "Likes", eligiésemos realizar micropagos con Bitcoin u otra criptomoneda al autor de un artículo, video, audio, imagen u otro contenido audiovisual, muy seguramente estaríamos cambiando para siempre el modelo de negocios que las empresas como Facebook posee actualmente. Iniciativas como estas ya estan en marcha en la actualidad y apuestan por una descentralización en la distribución de contenidos y una evolución de los modelos de negocios hacia alternatvas más justas y beneficiosas para quien realmente lo merece: el creador del contenido.

Otro aspecto de muchísima importancia, es el de la privacidad y libertad de expresión; elementos fundamentales en las sociedades libres que hoy estás siendo coartados y las redes sociales son focos de ataques debido a sus políticas de filtración de contenidos que muchísimas veces terminan siendo perjudiciales no solo para un grupo de usuarios sino para poblaciones en general. Estas redes descentralizadas apoyadas en Bitcoin y la cadea de bloques son una solución directa a este tipo de problemas que actualemente enfrentamos respecto a la censura en Internet.

Volviendo al tema financiero, en lo que hoy la banca española ve en Facebook como una amenaza, la comunidad de usuarios debe tomar nota al respecto y utilizar una vez más como un impulso para difundir y defender Bitcoin como la alternativa para pagos más eficiente, rápida, segura y privada que existe actualmente. Al mismo tiempo, podemos expandirnos más en el concepto y presentar la cadena de bloques como la herramienta innovadora y disruptiva que es.

La llegada de Bitcoin no solo ha cambiado al mundo en tan solo 8 años, sino que el camino a recorrer es muchísimo aún y nosotros como usuarios y promotores debemos asumir nuestras responsabilidades con nosotros mismos, con la comunidad bitcoiner y con la sociedad en general para exigir y generar alternativas más democráticas tanto en las finanzas, en los negocios, como en el flujo de información.