¿Por qué ha crecido tanto el mercado de criptomonedas este año?

El 2017 ha sido hasta ahora un año de mucho crecimiento para el mercado de las criptomonedas. Analizamos las principales razones del fenómeno.

2236 Total views
80 Total shares
¿Por qué ha crecido tanto el mercado de criptomonedas este año?

El 2017 apunta a ser recordado como uno de los años más importantes para Bitcoin, las criptomonedas y la tecnología blockchain; siendo los dos primeros los más beneficiados gracias al gran crecimiento que han experimentado en este año.

Dentro del mundo de los “bitcoiners”, el crecimiento del mercado ha superado casi todas las expectativas que se trazaban a finales del 2016. Apenas finalizando la primera mitad del 2017, todo apunta a que esta tendencia general no solo pueda mantenerse, sino que llegue inclusive a acelerar el avance de estas tecnologías en sus respectivas curvas de adopción.

Para ilustrar un poco el contexto del que hablo, la predicción del precio de bitcoin (BTC) para este año apuntaba a superar los 3.000 dólares estadunidenses. En tan solo 6 meses, esta cifra ya fue superada en algunas casas de cambio y sin duda las proyecciones ahora se colocan más cercanas a los 5.000 USD.

La segunda criptomoneda más importante, el Ether (ETH), arrancó el 2017 por debajo de los 10 USD y con una imagen golpeada debido a los sucesos relacionados con la bifurcación realizada el año pasado. Hoy, no solo se acerca a superar los 400 USD, sino que su capitalización de mercado amenaza fuertemente en superar a la de bitcoin y así convertirse en la mayor.

Pero la estadística más sorprendente, ha sido el crecimiento de la capitalización de mercado total (Bitcoin + Altcoins) que, en lo que va del 2017, se ha multiplicado por más 6 veces. Al momento de publicar esta nota, han sido invertidos poco más de 110 millardos de dólares en el mercado de las criptomonedas. Una cifra que, si bien todavía parecería pequeña en comparación con el tamaño de los gigantescos mercados financieros globales, para muchos de los amantes del cripto-mundo nos parecería descabellada al inicio del año.

¿Qué ha logrado impulsar de esta forma el mercado de bitcoin y las criptomonedas? A continuación, mencionaré algunas de las principales razones que han acelerado este crecimiento que observamos en este 2017.

Regulaciones positivas

Sí, el sueño anárquico que nació con la Tecnología Bitcoin de Satoshi Nakamoto ha venido chocando cada vez más fuerte con realidades donde la mano de los estados y corporaciones tiene más presencia. La proliferación de las casas de cambio, plataformas de trading y servicios de pago; han llevado a Bitcoin, las criptomonedas y la tecnología blockchain más allá del comercio en la Deep Web y ha difundido una información que solía circular solamente entre foros especializados y blog de geeks.

Con ello, se hizo necesario la implementación de marcos regulatorios que no solo protegiesen a los usuarios de desastrosos sucesos como los de Mt Gox, sino que también sirviesen para atraer de mejor forma a nuevos inversores que deseaban contar con respaldo legal.

El caso de Japón en el 2016, donde establecieron en tiempo récord un marco legal para impulsar el uso de las criptomonedas y la tecnología blockchain en el comercio, las finanzas y el área tecnológica del país, hoy está dando sus frutos en gran forma y no solo ha llevado al Yen (JPY) a ser la moneda fiduciaria más usada para el intercambio con bitcoins, sino que también ha atraído una gran cantidad de capital que a la postre ha impulsado el rally actual de bitcoin en los mercados.

Estados Unidos, Australia, Canadá, Rusia, Corea del Sur, China y la Unión Europea, son otros grandes mercados cuyos gobiernos han estado haciendo esfuerzos considerables en la adopción de estas nuevas tecnologías, y aunque no han sido tan abiertos como Japón al respecto, han colocado los cimientos regulatorios para que los usuarios hoy decidan invertir con mucha más confianza en la tecnología de Bitcoin, Ethereum y otras criptomonedas.

La proliferación de las ICOs

Ya el término ICO (abreviatura de Initial Coin Offering) es algo muy familiar para quienes estamos sumergidos en el mundo de las criptomonedas. Desde el año 2015, esta actividad donde se ofertan al mercado cantidades finitas de monedas antes de poner en marcha la plataforma blockchain que utiliza dichos tokens, se empezó a popularizar hasta ir evolucionando en la forma en que se ejecutaban. Hoy en día, participar en una ICO no solo es un evento casi cotidiano, sino que se ha vuelto más complicado debido a la gran cantidad de inversores interesados en participar.

Acorde al portal ICO List, este 2017 no se han ejecutado tantas Ofertas Iniciales de Monedas como en el 2016; sin embargo, varios de los proyectos lanzados el año pasado han avanzado mucho más rápido de lo que lo hicieron otros que salieron al aire en años anteriores. Esto es claramente reflejo de la madurez que ha alcanzado esta tecnología y sus respectivos mercados, donde el “trabajo” que hicieron Bitcoin, Litecoin, Dash, Dogecoin, Ripple y otras criptomonedas pioneras sirvió para ofrecer mayor soporte histórico a nuevos proyectos que hoy despuntan como Ethereum, Maidsafe, Lisk, Factom, Zcash, Steem, Counterparty y muchos otros.

Este 2017, la salida al ruedo de Golem, Decente, Ethereum Link, Humaniq, vDice, Gnosis, Aragon y muchos otros más; no solo han roto registros de capital recaudado, sino del tiempo en el que estuvieron los tokens en venta. Gracias a las ventajas de creación de activos digitales que ofrecen plataformas como Counterparty y Ethereum, estamos entrando en una era donde la tokenización se hace cada vez más palpable con la creación de nuevos tokens para determinadas aplicaciones.

Todo esto sin duda sigue enriqueciendo el mercado de las criptomonedas al agregar mayor cantidad de opciones en las que los inversores, mineros, desarrolladores y usuarios en general pueden apostar a futuro. Un indicador claro que refleja todo esto, es el hecho de que la capitalización de mercado de bitcoin ya es menor a la de todo el resto de las criptomonedas; algo que se aceleró de forma importante en este 2017 como parte de la diversificación del mercado.

La llegada de los grandes capitales

Recapitulando, el establecimiento de marcos regulatorios a favor del uso de bitcoin y las criptomonedas, más la proliferación de nuevas aplicaciones de la tecnología blockchain que amplían las opciones de inversión en este mercado, sin duda hoy logran atraer de forma más fácil no solo a nuevos inversores, sino a grandes inversores.

Son muchas las firmas de inversión que se han ido adentrando en el mercado de las criptomonedas luego de meses de estudio y, por supuesto, tras la llegada del respaldo legal necesario. Asimismo, la conformación de consorcios tecnológicos y/o bancarios para invertir tanto en la investigación como en el desarrollo de la tecnología de cadenas de bloques, ha servido como un salto de confianza para muchos grandes inversores que han identificado el potencial de estas herramientas y han decidido apostar por uno o diversos proyectos.

Según el portal Forbes, se han invertido unos 380 millones de dólares en ICOs, donde muchos de los proyectos siquiera tienen un producto desarrollado aún. ¿Qué causa este tipo de inversiones arriesgadas? Me atrevo a apuntar que, así como hay inversores que simplemente toman riesgos, la gran mayoría de ellos ya han logrado reconocer el funcionamiento y el potencial de la tecnología blockchain, de sus aplicaciones y de la creciente solidez financiera y legal que toma este mercado.

Por supuesto son muchos más los factores que primero lograron forzar la regulación del mercado de las criptomonedas y que hoy están atrayendo a los grandes inversionistas, puesto que hacer que estas tecnologías lograsen reunir una cantidad importante de usuarios, desarrollo, capital y difusión de información se debió a la perseverancia de una comunidad que se enfrentó una y otra vez a diversos ataques -que además no terminarán. Pero en líneas generales, este despegue en los números del mercado de las criptomonedas tiene sus causas más importantes en las recientes regulaciones y en la llegada de grandes capitales.

Una persona que hoy quiera invertir en Bitcoin posee mayor respaldo legal que hace un año, además de poder acceder a una mayor cantidad de proyectos basados en blockchain en los cuales invertir. Ni hablar de la amplia cantidad de información, empresas ya establecidas en esta creciente industria y las distintas herramientas a las cuales se puede acceder. Son muchas las ventajas que han apareciendo en este 2017 que hacen que el presente sea mucho más fácil que el pasado, a la vez que apuntamos a un futuro cada vez más prometedor.

En conclusión, gracias a todo el esfuerzo realizado en años anteriores por mineros, desarrolladores, difusores, emprendedores, inversores y usuarios, esta primera mitad del 2017 ha logrado una vez más romper las predicciones de la gran mayoría de usuarios y firmas financieras que apuntaban a otro gran año de Bitcoin y las criptomonedas. Todo esto nos dice que quizás pudiésemos estar pronto pasando de la etapa de “Innovación” a la de “Visionarios” dentro de la curva de adopción de las nuevas tecnologías.